Mucha gente se sorprende cuando viene a vernos para copiar la llave de su coche y le decimos que lleva chip (incluso siendo bastante modernos).

El chip o transponder lo que hace es actuar sobre el inmovilizador del vehículo. Una vez entran en comunicación permite arrancar el vehiculo.

Maneras de distinguirlas:

 

Por antigüedad:

Es la manera mas sencilla, el chip o transponder se empezó a implantar en el año 1995. Así que si tienes un vehículo de ese año en adelante, seguro lo lleva.

Tamaño:

Como es lógico el chip ocupa un espacio, en las llaves simples va metido dentro de la cabeza. Esta es de plástico y con un buen tamaño.

Testigo luminoso:

La inmensa mayoría de coches llevan un testigo en el cuadro de instrumentos. Cuando damos contacto se activa y una vez detectado el chip se vuelve a apagar. Si permanece encendido es muy probable que la llave o no tenga chip o se ha averiado. En este caso también se podrían reparar o volver a programar.

Con llave metálica:

Es la manera menos recomendable de saber si lleva chip o no. Únicamente se necesita una llave totalmente metálica e intentamos arrancar. Si el coche lleva inmovilizador actuara de las siguientes maneras:

  1. Arranca y en 3 segundos se apaga
  2. Hace girar el motor de arranque pero no arranca
  3. No hace nada.

 



×